Hay dos opciones para usted a continuación. Por favor seleccione la más apropiada en el recuadro de abajo.

Opción1: Mifepristona y Misoprostol

Paso 1:   Tomar una píldora de mifepristona (200 mcg). Podrás tener un ligero sangrado después de tomar la mifepristona. Esto es normal, pero tendrás que seguir todos los pasos, aun si empezaste a sangrar.

Paso 2: Esperar 24-48 horas

Debes esperar 24 horas antes de utilizar el misoprostol, pero asegúrate de utilizarlo antes de las 48 horas. Mientras esperas, haz las cosas que realizas normalmente en tu vida diaria, como cuidar de tu familia, o ir a la escuela o al trabajo.

Paso 3: Usar misoprostol (4 píldoras, de 200 mcg cada una)

Hay dos maneras de utilizar misoprostol: colocando las píldoras en tu vagina o en tu boca entre tus mejillas y en tus mandíbulas o encías inferiores. Ambas formas son muy efectivas:

vaginaSi colocas el misoprostol en tu vagina:

  1. Orina y lava tus manos con agua y jabón.
  2. Recuéstate. Utilizando tus dedos, empuja las 4 píldoras en tu vagina. Las píldoras no tienen que estar en un lugar en particular de la vagina, sólo lo más profundo que tu dedo alcance.
  3. Recuéstate por 30 minutos.

mouthSi colocsa el misoprostol en tu boca:

  1. Toma agua para humedecer tu boca. Colocar las 4 píldoras entre tus mejillas y tus dientes o encías inferiores (2 píldoras en cada lado).
  2. Manténlas en tus mejillas por 30 minutos. Las píldoras pueden hacer que tu boca se seque o sepa a tiza mientras se disuelven. No comas o bebas durante esos 30 minutos.
  3. Después de los 30 minutos, con agua, tómate todo lo que quede de las píldoras.

 

¿Qué hacer después?

Usualmente dentro de 1 o 2 horas, comenzarás a sentir cólicos y sangrar. Puedes beber y comer lo que tú quieras pero debes permanecer en un lugar privado y cómodo hasta que te sientas mejor. La mayoría de las mujeres se sienten mejor en menos de 24 horas. Puedes tomar ibuprofeno para ayudar a controlar el dolor.

Para más información, vé a la página de “Síntomas”.

Paso 4:

Si utilizaste las píldoras abortivas de mifepristona y misoprostol, es probable que no necesites visitar a un profesional de la salud para una visita de seguimiento. Asegúrate de que no sientas síntomas de embarazo, te sientas bien de salud y que la hemorragia no sea abundante. Estos medicamentos son tan eficaces que la Organización Mundial de la Salud recomienda que usted necesitas tener un seguimiento sólo si se sientes que:

  • Enferma o tu dolor no mejora después de dos o tres días. Si esto ocurre, busca atención médica urgente.
  • Sientes síntomas de embarazo dos semanas después de haber tomado las pastillas abortivas.
  • El sangrado es abundante y no disminuye después de dos semanas.

Nota: Dos semanas después del aborto, una prueba de embarazo puede continuar siendo positiva debido a la permanencia de hormonas en tu cuerpo. Si continúas sintiéndote embarazada (sensibilidad en los senos, náuseas, fatiga, etc.) después de utilizar las píldoras, visita a un médico.

 

Opción 2: Solamente Misoprostol

Estas instrucciones suponen que estás usando 12 píldoras de misoprostol de 200 mcg cada una. Hay dos formas de utilizar misoprostol: colocando las píldoras en tu vagina o en tu boca entre las mejillas y las mandíbulas o encías inferiores. Ambas formas son muy efectivas.

Paso 1a: Utilizar las primeras 4 píldoras.

vaginaSi eliges insertarlas en la vagina, primero asegúrate de orinar y lavar tus manos con agua y jabón. Acuéstate y utiliza un dedo para empujar 4 píldoras dentro de tu vagina. Las píldoras no tienen que estar en un lugar especial en la vagina, solamente tan profundo como el dedo pueda alcanzar. Recuéstate los próximos 30 minutos.

mouthSi decides colocar las píldoras en tu boca, colócalas entre tu mejilla y los dientes o encías inferiores y mantenlas allí durante 30 minutos (2 en cada lado). Las píldoras pueden hacer que tu boca se seque o que sepa a tiza mientras se disuelven. No comas ni bebas en esos 30 minutos. Después de que se termine el tiempo, enjuaga tu boca y traga lo que queda de las píldoras con un sorbo de agua.

1b: Esperar 3-4 horas antes de ir al paso 2.

Paso 2a: Utilizar 4 píldoras más, repetir el paso 1. Si eliges insertar las píldoras en tu vagina, recuéstate por 30 minutos, o si las vas a retener en tu boca, mantenlas entre tus mejillas y los dientes inferiores, mantenlas allí por treinta minutos antes de tragarlas con agua.

2b: Esperar 3-4 horas antes de ir al paso 3.

Paso 3: Utilizar las últimas 4 píldoras, repetir el paso 1. Si eliges insertar las píldoras en tu vagina, recuéstate por 30 minutos, o si las vas a retener en tu boca, asegúrate de mantenerlas entre tus mejillas y los dientes o encías inferiores por treinta minutos antes de enjuagar y tragarlas con agua.

¿Qué hacer después?

Usualmente 1 o 2 horas después de haber tomado las primeras 4 píldoras, éstas empiezan a ser absorbidas por el cuerpo, y comenzarás a sentir cólicos y sangrar.  Estos cólicos pueden ser más fuertes que los de un periodo normal. Puedes tomar ibuprofeno para ayudar a controlar el dolor.

Para más información, vé a la página de “Síntomas”.

Paso 4: Visitar a su médico

Si utilizaste solamente misoprostol, es mejor si una partera, enfermera o médico te revisa de 2 a 3 semanas después de tomar las píldoras. Mediante la realización de un examen pélvico, serán capaces de saber si sigues embarazada. Si usted no quieres realizarte un examen pélvico, puedes solicitar un ultrasonido (si está disponible). Si sientes que no es seguro compartirlo, o si el aborto está restringido donde te encuentras, puedes mencionar que creíste que estabas embarazada y sangraste o, puedes decir que tuviste sangrado que se veía diferente a tu periodo normal.

Debes visitar a tu médico si sientes que:

  • Estás enferma o tu dolor no mejora en dos o tres días. Si esto ocurre, busca atención médica inmediata.
  • El sangrado es abundante y no disminuye después de dos
  • Sigues embarazada, dos semanas después de tomar las píldoras abortivas.

Nota: Dos semanas después del aborto, una prueba de embarazo puede seguir siendo positiva debido a la permanencia de hormonas en tu cuerpo. Si continuas con síntomas de embarazo (sensibilidad en los senos, náuseas, fatiga, etc.) visita a un médico.